x

"Pelos de Chancho" (fragmento)

En adelante, el primer capítulo del cuento, el cual pertenece al libro de cuentos "El Pantalón Camuflado, algunas que otras obsesiones y las cuatro/cinco más disparatadas historias de amor".


LA PEQUEÑA OBSERVABA a su madre mientras ésta se hermoseaba cuidadosamente frente del espejo; sabía que era uno de esos momentos en que no debía interrumpirla por nada en el mundo. Había pasado mucho tiempo desde que la vio haciendo eso por última vez, y al igual que entonces en su interior se formuló el mismo entusiasmo que sentía cuando jugaba con sus muñecas. Aquellas pestañas gruesas y oscurecidas no terminaban de sugerirse raras y novedosas, y cada vez que Valeria cerraba y abría sus párpados era semejante al balanceo de un telón tras el cual ardían las estrellas; el olor de los cosméticos cumplía la misión de un dulce narcótico que nublaba la consciencia de ambas.

Lejos de ellas quedaban la humedad insoportable del verano, el quejido del ventilador, las manchas borrascosas del techo y algún que otro rabioso ladrillo que se insinuaba en la pared descascarada. Aquélla era una casa vieja y algo derruida, en la que había vivido la abuela de Valeria, y donde aún se conservaban los mismos muebles y las mismas indolencias de una época sin mayor inspiración que un plumero diligente y unas cuantas fotos bajo el vidrio de la cómoda. Hubo un momento en que la madre desvió sus ojos de la almohadilla con la que empolvaba apenas sus mejillas, y se encontró con la mirada entretenida de Anahí. Necesitó un par de segundos para volver de las nubes y enterarse que aquélla era su hija.

-Qué... qué pasa- , le dijo, todavía asimilándola en su mente.

Seguir Leyendo / Encoger Nota

3 comentarios:

Judasy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Martín S. V. dijo...

Muy bueno, este fragmento, espero leer muhos mas o comprar el libro algún día. ¿Para cuando?

PD: Elimine el mensaje anterior porque cambie mi nick.

DAVID REY dijo...

Para dentro de poco, viejo. Mucho menos de lo que cualquiera se imagina.

Lo más visto en la semana