x

Cuento sobre si ser de derecha o de izquierda

YO NO SOY ni de derecha ni de izquierda (me asombra que algunas gentes elijan enrolarse tras una simple palabra), pero estoy tanto más lejos de lo que segundo que de lo primero que hasta observo con menuda indulgencia a todo aquél que me tache de fascista.
     Me resulta, incluso, hasta ciertamente ridículo el empeño generalizado por definirse de izquierda o de derecha, me revela un deseo de pertenencia a un "algo" tan intangible, tan espurio y tan improbable... Me asusta, además, el hecho de que haya personas tan confundidas que se peleen entre sí para demostrarles al otro que no pertenecen más que a nada, más que a un cuento, más que a un capricho odioso y enfermizo.
     Esa ciega obsesión por pertenecer a nada se traduce en una completa incapacidad de asumir un compromiso. ¿Cómo se explica? Pues bien... Sería mucho más razonable y productivo en un hombre que se compromete con una causa sin sentido como es ser de derecha o de izquierda, que se comprometiera con la educación de sus hijos, con el pago de los impuestos, con el respeto al prójimo, con el cuidado físico... con la limpieza del garage, el baño del perro, el planchado de las camisas. Hasta sacar la basura a la calle es más razonable (e inteligente, y -obviamente- masculino) que andar vociferando por ahí "hey, mundo... yo soy de izquierda o de derecha". Observo que el forzado sentido de pertenencia a una causa espuria y estrictamente sujeta a teorías centenarias viene a tapar un hueco en el corazón del hombre actual.
     Precisamente, en la actualidad está más de moda ser de izquierda que de derecha, lo cual torna aún más tenebroso el paisaje urbano. ¿Por qué? Digamos que por una cuestión estrictamente "técnica". Hoy en día no sólo que está de moda ser zurdo, si no que lo mismo no resume en otra cosa que en una forma de descalificación general hacia el que no lo es y, por si fuera poco, son mayoría. Quizás no sean mayoría en términos cuantitativos, pero sí cualitativos, porque son los de izquierda los que vociferan por todas partes, los que lloriquean a toda hora en la pantalla de televisión, los que claman ardorosamente por la liberación de esto y aquello, los que no se sacan de la boca el asunto de los derechos humanos como si ello justificara cualquier medio. Son, pues, mayoría... Porque gritan. Pero la naturaleza misma de la izquierda no es ser mayoría, sino minoría. Técnicamente hablando, la izquierda es izquierda porque es minoría.
     Y esto precisamente es la naciente de un conflicto. Tomen nota de la siguiente verdad absoluta, inefable e indiscutible: UNA MAYORÍA HENCHIDA CON ÁNIMOS DE MINORÍA es equivalente a una sociedad mayormente abarcada por perdedores, resentidos, negadores de la realidad, tergiversadores de la historia. Perdedores porque no ven que están ganando (a base de especulación y destemplanza) y, por ende, tienen constante miedo de perder; resentidos porque no se recuperan del desastre íntimo que les significó haber sido minoría alguna vez; negadores de la realidad porque es la única forma que tienen de articular la victimización que les permitió llegar a mayoría; y tergiversadores de la historia porque evidentemente tienen más cosas de las que avergonzarse que enorgullecerse. Así de simple, así de técnico es el asunto. Ante un cuadro así, un hombre razonable (que se respete así mismo y que no tire a los chanchos la honra e incluso la masculinidad) no puede menos que repeler los falsos paradigmas de una supuesta izquierda más diseminada que los volantes del supermecado COTO. De ahí que, si bien no me asuma ni de una cosa ni de la otra, estoy tremendamente más lejos de tal que de cual.
     El panorama, entonces, es triste. Ya no estamos hablando de una simple lucha de postulados políticos si no más bien de caprichos e íntima represión de ideas. Por eso es que lo mejor es, pues, aplicar la lente milagrosa del humor para digerir la tristeza y esbozar un poco de alegría. A este respecto, Walter Omar Dari (un interesante contacto mío en Facebook) tuvo el ingenio de observar mi tristeza y trocarla en alegría mediante un cuento que posteó en mi Muro y del que ya no podré prescindir.
     Con él redondeamos este artículo, en tanto que no dejo pasar la oportunidad de felicitar la perspicacia de Walter y, de más está decirlo, de agradecerle encarecidamente.
     ¡Lean el cuento!

SER DE IZQUIERDA O DE DERECHA

Una universitaria cursaba el último año de sus estudios en la Facultad.
     Como suele ser frecuente en el medio universitario, la chica pensaba que era de izquierda y, como tal, estaba a favor de la distribución de la riqueza.
     Tenía vergüenza de su padre. Él era de derecha y estaba en contra de los programas socialistas.
     La mayoría de sus profesores le habían asegurado que la de su papá era una filosofía equivocada.
     Por lo anterior, un día ella decidió enfrentar a su padre.
     Le habló del materialismo histórico y la dialéctica de Marx tratando de hacerle ver cuán equivocado estaba al defender un sistema tan injusto.
     En eso, como queriendo hablar de otra cosa, su padre le preguntó:
     - ¿Cómo van tus estudios universitarios?
     - Van bien -respondió la hija, muy orgullosa y contenta-. Tengo promedio 9, hasta ahora. Me cuesta bastante trabajo; no voy a los boliches, no salgo, no tengo novio y duermo cinco horas al día, pero, por eso ando bastante bien, y voy a recibirme en término.
     Entonces el padre le pregunta:
     - Y a tu amiga Soledad , ¿cómo le va?
     La hija respondió muy segura:
     - Bastante mal. Sole no se exime porque no alcanza el 6 (tiene 4 de promedio), pero ella se va a bailar, pasea, fiesta que hay está presente, estudia lo mínimo, y falta bastante... no creo que se reciba, por lo menos este año.
     El padre, mirándola a los ojos, le respondió:
     - Entonces hablá con tus profesores y pediles que le transfieran 2,5 de los 9 puntos tuyos a ella. Ésta sería una buena y equitativa distribución de notas porque así las dos tendrían 6,50 y aprobarían las materias.
     Indignada, ella le respondió:
     - ¡Estás loco vos? ¡Me rompo el traste para tener 9 de promedio! ¡Te parece justo que todo mi esfuerzo le pasen a una chanta, vaga, que no se calienta por su carrera! Aunque la persona con quien tengo que compartir mi sacrificio sea mi mejor amiga... ¡¡¡No pienso regalarle mi trabajo!!!
     Su padre la abrazó cariñosamente y le dijo:
     - ¡Bienvenida a la derecha!

     Moraleja: Todos somos rápidos para repartir lo que es ajeno.
    
Notas relacionadas:

1 comentario:

Carlos Alberto dijo...

APRECIO EN LA SOCIEDAD MUNDIAL, UNA PERVERSA DIALECTICA ENTRE DERECHAS E IZQUIERDAS.- ACTUALMENTE SE DENOMINA DE DERECHA EL CAPITALISMO LIBERAL, COMO ALZOGARAY, ALEMANN, MARTINEZ DE HOZ Y OTRAS JOYITAS CONOCIDAS, REPRESENTAN UNA IDEOLOGIA EXTRANJERA Y EXTRANJERIZANTE, QUE NECESITA CIPAYOS VERNACULOS EN NUESTRA NACION, LO PROPIO OCURRE CON LAS MULTIPLES MANIFESTACIONES DE LAS IZQUIERDAS, MAOISTAS, TROTKYSTAS, CASTRO GUEVARISTAS, MARXISTAS LENININISTAS, ETC., SUMADO A SOCIALDEMOCRATAS Y SOCIALCRISTIANOS, QUE NACIERON DE LA SEGUNDA INTERNACIONAL DE MOSCU, LA TOMA DEL PODER POR MEDIOS GRAMCIANOS, EN TANTO QUE LA CUARTA INTERNACIONAL DE MOSCU, DECIDIO LA TOMA DEL PODER POR LAS ARMAS.- EL ESPECTRO POLITICO ARGENTINO, CONTIENE A LIBERALES Y MARXISTAS DE DISTINTOS PELAJES, PERO NINGUNO DEFINDE NUESTRA NACION QUE NACIO CATOLICA, NUESTRA TRADICION Y CULTURA HISPANA, CRIOLLA, GAUCHESCA, EL LUNFARDO, EL TANGO, ADOPTANDO TERMINOS EXTRANJEROS COAUFIER, DRUGSTORE, OK, ETC., COMO SI EL CASTELLANO NO FUERA UNA LENGUA RIQUISIMA EN SINONIMOS, ANTONIMOS Y PARONIMOS, PARA RECURRIR A UN INGLES TRUCHO, PORQUE GENERALEMENTE SABEN UNA DECENA DE PALABRAS EN ESE IDIOMA, PORQUE HAN SIDO COLONIZADOS CULTURALMENTE, LO PROPIO CON LAS IZQUIERDAS, CON SUS IDEOLOGIZADOS DDHH, PARA LOS TERRORISTAS Y DELINCUENTES, CUANDO MATAN AL ALMACENERO, BRILLAN POR SU AUSENCIA, LA ABERRACION DE LA UNION HOMOSEXUAL, LA SUPUESTA LIBERTAD DE LA MUJER SOBRE SU CUERPO, CON EL ABORTO, ASESINADO DE "OTRO", CUERPO, FILICIDIO, COMO SE EXPRESAN?, CON AGRESIONES, PORQUE NADIE TUVO LA PACIENCIA DE LEER EL CAPITAL DE CARLOS MARX, O A BAKUNIN, FUNDADOR DEL ANARQUISMO, O A MAO, O A LENIN, O A TROTSKY, ETC., ENTONCES, LOS CALIFICATIVOS DE DERECHAS E IZQUIERDAS, FACHO, ZURDO, FUNDAMENTALISTA, FANATICO, ETC., DEN ARGUMENTOS... NO PUEDEN, NO SABEN, BUSCAN LA PERTENENCIA A UNA MASA AMORFA, QUE POR UN QUITAME ESTAS PAJAS, ESTA DIVIDIDO, VIRTUD DE LA MENTIRA QUE TIENDE A LA DIVISION.- ME DECLARO ARGENTINO, Y POR ARGENTINO CATOLICO, TRATICIONALISTA Y DEL MAS ABSOLUTO CENTRO, TOMANDO EJEMPO DE LINIERS, SAAVEDRA, SAN MARTIN, BELGRANO, EL CURA BROCHERO, MARTINIANO CHILAVERT, FAVALORO, LELOIR, ETC., HOMBRES QUE HICIERON NO DECLAMARON EN CHARLAS DE CAFE, NI SE TAPARON LAS CARAS Y ABOMINARON DE TODA DOMINACION EXTRANJERA.- SUBCOMISARIO (R) CARLOS A. MORESCHI, POLICIA FEDERAL ARGENTINA, VETERANO DE LA GUERRA CONTRAREVOLUCIONARIA Y AHORA LOS MAS BOTONES QUE YO, CORRAN A AVISARLE A LA CARLOTO , LA BONAFINI, LOS H.I.J.O.S, CUANDO HAY MILES DE HIJOS DE VICTIMAS INOCENTES A MANOS DE TERRORISTAS O HAMBREADOS, MARGINADOS, SIN SEGURIDAD, SALUD, EDUCACION, GRCIAS AL MATERIALISMO LIBERAL Y MARXISTA, ASTILLAS DEL MISMO PALO.-

Lo más visto en la semana