x

iPad

El 2010 empezó con todo en materia de tegnología (por más que la vacuna contra el cáncer o la solución definitiva contra la diábetes aún estén pendientes). Apple presentó su nueva invención: el iPad.
     Sería reduntante aquí explayarnos al respecto de lo que es el iPad, ya que imagino que todo aquel que se movilizó hacia esta nota naturalmente sabe bien de qué estoy hablando... y el que no sabe... bueno, deberá comenzar, primero, por aprender a encender una computadora y luego enviar un mail.
     Es una de las cosas más hermosas que existen, ciertamente. Los menos entusiastas dicen que es "como un iPhone gigante", y si bien la comparación no es antojadiza... ¡bahhh... qué bueno que está, entonces, ese iPhone gigante!
     La nueva invención de Apple es, como bien dicho está, un invento (excúsese la redundancia). Es decir, se trata de un dispositivo que aún no está en el mercado. Algo nuevo; distinto.
     Particularmente, me encanta ese aparato. Sería ideal...
     Sin embargo, tuve ocasión (como cualquiera que haya investigado al respecto) de conocer un sinfín de comentarios poco satisfactorios al respecto del iPad; desde que no posee tal cosa a que no se puede hacer tal otra. Por lo que puedo entrever de tantos comentarios, la gente esperaba que el iPad hiciera hasta el café con leche. Entre las cosas que más se le cuestiona figura la carencia de un puerto USB y la poca memoria de almacenamiento que trae (aunque para otros es más que suficiente) de 64 GBs. Por otro lado, ¿se acuerdan que Mac fue el primero en suprimir la disquetera ya que ésta había sido ampliamente reemplazada por otros dispositivos para trasladar información?
     Son cuestionamientos ciertamente comprensibles. Hoy estamos acostumbrados a que el más minúsculo aparatito haga absolutamente todo, desde filmar a editar texto; desde reproducir una película a guiarnos por una ciudad desconocida. Incluso estamos acostumbrados a hacer todas esas cosas al mismo tiempo... más para probar la potencialidad de nuestra deslumbrante adquisición que porque nos resulte verdaderamente necesario.
     Pero el iPad es diferente (oh, Dios... cómo me cuesta poner esa "P" mayúscula en algún lugar que no sea el comienzo de la palabra). No creo que, como dicen sus creadores, venga a cambiar las cosas, aunque sí puedo estimar que seguramente irá a modelar un poco más nuestro estilo de vida.
     El iPad está pensando, particularmente, para la navegación por internet, sin tener que ser por ello una netbook. Por cierto que tampoco debemos confundirlo con una notebook. El iPad se ubicaría entre medio de ambas cosas, según estimación de sus mismos creadores (revisar www.infobae.com). No ha sido creado para hacer absolutamente todo lo que generalmente hacemos con un PC, y esto puede deberse también a una cuestión comercial: el mismo Apple necesita seguir vendiendo sus otros insumos además de este último, ya que, si este mismo hiciera todo que hace una Mac, entonces, para qué comprar una Mac y para qué fabricarla.
     Como queda dicho, entonces, se trata de un invento, de algo que todavía no se ha fabricado y difundido en el mercado, por lo menos en lo que a Apple concierne. Su funcionalidad está bien delimitada para un uso en particular, de manera que la misma persona que lo adquiere no por esto dejará de usar su PC o su teléfono móvil (para tranquilidad de Windows, por un lado, y de Nokia o Motorola por el otro).
     Es nuevo, es diferente, es innovador y está buenísimo.
     En fin, es iPad. ¡Y yo quiero uno!


1 comentario:

damian dijo...

es algo totalmente nuevo, no visto hasta el momento. en cuanto a las críticas... el iPhone también las tuvo, y bastantes subidas de tono... y hoy Apple le está ganando juicios por patentamiento a todo el mundo. un exito absoluto, con mas de 2 billones de descargas de programas desde la AppStore.
este gadget fué concebido con la idea original de ser el mejor e-reader del mercado, y sin lugar a dudas lo es. Al margen de eso, mas de 100.000 aplicaciones de todo tipo y una experiencia de navegación realmente única. ¿No tiene usb? jaja, que novedad. el bluetooth del iPhone viene unicamente para compartir info con otros iPhones. Apple programa para Apple, y se terminó la historia.
hasta ahora solo contábamos con esas "tablas de moises" (lease: kindle, de amazon) para leer libros electrónicos. hoy todas las empresas ya están copiando las ideas del iPad (tactiles, a color, con navegación, etc, etc) y eso redunda en beneficio hacia los consumidores, que tendrán productos muchos mas completos.
Apple confirmó el agregado de una versión de iWorks (el office de macintosh) para iPad y leí de un Seven corriendo allí dentro.
Si tuviese dinero, mañana lo compro.

Lo más visto en la semana